¿Somos llamados los Cristianos a dominar la sociedad?

Entre las distintas denominaciones del ámbito cristiano, existe una teología que (si bien no es para nada nueva) parece estar resurgiendo en el ultimo tiempo con una gran influencia, esta es la teología del Dominionismo (también conocida como la teología del “Reino Ahora”). Esta corriente teológica proclama que para que Cristo pueda volver por su iglesia, primeramente esta tiene que haber “conquistado” las siete esferas mas prominentes de la sociedad:

Las “siete montañas” de la teología del dominio.

  1. Educación
  2. Religión
  3. Familia
  4. Negocios
  5. Gobierno y Ejercito Militar
  6. Arte y Entretenimiento
  7. Medios de Comunicación

 

Por estas siete areas de la sociedad, esta teología también se conoce como “El Mandato de las Siete Montañas”.

Los promotores y seguidores de esta teología creen que estos siete sectores de la sociedad moldean la forma en que todos piensan y se comportan. Entonces, para abordar el cambio social, estas siete “montañas” deben ser transformadas. Las montañas también se conocen como “pilares”, “moldeadores”, “moldeadores” y “esferas”. Los que siguen el mandato de las siete montañas hablan de “ocupar” las montañas, “invadir” la cultura y “transformar” la sociedad.

¿Cómo surgió esta teología y qué enseña?

El mandato de las siete montañas tiene sus raíces en la teología del dominio, que comenzó a principios de la década de 1970 con el objetivo de “tomar el dominio” de la tierra, torciendo Génesis 1:28 para incluir un mandato para que los cristianos controlen los asuntos civiles y todos los demás aspectos de la sociedad. La Nueva Reformación Apostólica (NAR), con sus autoproclamados profetas y apóstoles, también ha influido en el movimiento de las siete montañas, prestando sueños y visiones y otras revelaciones extra-bíblicas al mandato.

La Teología del Dominio dice que es deber de todos los cristianos crear un reino mundial para la gloria de Cristo. Los maestros en el movimiento usan Isaías 2:2, que menciona montañas, en un intento de apoyar su punto de vista: “En los últimos días, la montaña del templo del Señor se establecerá como la más alta de las montañas; será exaltado sobre las colinas, y todas las naciones llegarán a él ”. El objetivo principal de la teología del dominio y el mandato de las siete montañas es el dominio político y religioso del mundo a través de la implementación de las leyes morales, y los castigos posteriores, del Antiguo Testamento.

Los impulsores de la teología del dominio son la Nueva Reformación Apostólica, que enseña que la iglesia del siglo XXI será gobernada por nuevos apóstoles y profetas a la misma medida del Nuevo y Antiguo Testamento. El movimiento no se rige por una denominación específica, sino por los “apóstoles y profetas” que, por supuesto, afirman recibir revelación directa de Dios. Al dar crédito a los profetas y apóstoles modernos, la NAR denigra la Biblia y la suficiencia de las Escrituras, y enfatiza la teología orientada a la experiencia y promueve el misticismo.

¿Enseña la Biblia el dominio cristiano en los últimos tiempos?

No. De hecho, en la Biblia y más concretamente en las enseñanzas de Jesús, podemos encontrar exactamente lo opuesto sobre el cristianismo en los últimos tiempos. Veamos cómo describe Jesus los últimos tiempos para sus discípulos:

Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.Y todo esto será principio de dolores.9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.10 Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos;12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes.17 El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa;18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa.19 Mas !!ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo;21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.22 Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis.24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.25 Ya os lo he dicho antes.26 Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.28 Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas.30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

¿Jesús enseño el dominionismo cristiano en los últimos tiempos? ¡No! Los días antes del regreso de Jesús no suenan para nada bien para los cristianos. Serán tiempos de gran persecución, no de dominio social.

Otra Escritura en contra del dominionismo (Apocalipsis 13:11-18):

11 Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. 12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. 13 También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. 14 Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. 15 Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. 16 Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; 17 y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. 18 Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.

¿Acaso esto suena como el dominio de la iglesia para traer el regreso de Jesús? ¡Para nada! Si bien las cosas van a empeorar y no a mejorar. Los dominionistas creen que a medida que la iglesia tome el control de las “siete montañas”, las cosas mejorarán continuamente. Eso no es lo que vemos en las Escrituras:

1 Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia

1 Timoteo 4:1-2

13 mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados.14 Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido;15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

2 Timoteo 3:13-15

Promotores del dominionismo en América

Aquí hay una lista de predicadores promotores de esta teología, en inglés y en español, evítalos como la plaga:

  • Guillermo y Ana Maldonado: predican el dominionismo y el evangelio de la prosperidad
  • Ana y Emerson Mendez: dominionismo y evangelio de la prosperidad. falsos milagros y señales.
  • Yesenia Then: dominionismo y evangelio de la prosperidad. falsos milagros y señales.
  • Dante Gebel:  pesima exégesis bíblica, cree en el dominionismo, falsa “palabra de fe”, falsos milagros y señales.
  • José de Jesús Miranda: se auto procalama jesucristo.
  • Myles Monroe: dominionismo, evangelio de la prosperidad. falsos milagros y señales, entre otras herejías.
  • TD Jakes: dominionismo, no cree en la trinidad bíblica, evangelio de la prosperidad, entre otras.
  • Bill Jhonson (de Bethel): dominionismo, falsos milagros y señales, NAR.
  • Brian Jhonson (de Hillsong): dominionismo, evangelio de la prosperidad, falsa “palabra de fe”, falsos milagros y señales, NAR.
  • Predicadores de la Familia Hillsong: Andrés Corson, Andrés Spyker, Cash Luna, todos ellos son excelentes para entretener pero no son una fuente confiable de doctrina bíblica sólida. Parte de pertenecer a la familia Hillsong es creer en el dominionismo y el “nuevo apostolado” (NAR)
  • C. Peter Wagner: dominionismo, evangelio de la prosperidad, falsa “palabra de fe”, falsos milagros y señales, NAR.
  • Benny Hinn: evangelio de la prosperidad, falsa “palabra de fe”, falsos milagros y señales, NAR.
  • Todd White: dominionismo, evangelio de la prosperidad, falsa “palabra de fe”, falsos milagros y señales, NAR.
  • Dan Mohler: dominionismo, evangelio de la prosperidad, falsa “palabra de fe”, falsos milagros y señales, NAR.

La lista sigue y sigue, estos son solo unos de los más influyentes.

La Biblia refuta el dominionismo

Como pueden ver, la Biblia no solo no enseña dominionismo, sino que lo refuta. Hay muchas otras escrituras que podríamos mirar que hablan sobre la condición de los creyentes en los últimos tiempos. De nuevo, no ves una iglesia tomando el dominio. Lo que vemos es una iglesia que lucha por sobrevivir hasta que Cristo regrese y establezca su reino.

¿Dominionismo a través del mandato de siete montañas o almas ganadoras? Ahora que hemos visto que la Biblia refuta el dominionismo, ¿cómo debemos influir en la sociedad para el Señor? Lo hacemos un alma a la vez a través de la predicación del evangelio.

19 Id, pues, y enseñad a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo: 20 Enseñándoles a observar todas las cosas que os he mandado : y he aquí que estoy contigo siempre, hasta el fin del mundo. Amén.”

Mateo 28: 19-20

Por último, ¿Somos los cristianos llamados a dominar la sociedad?

No. Somos llamados a predicar el evangelio (arrepentimiento y perdón de pecados en Jesús), a hacer discípulos de todas las naciones, a ser buenos ciudadanos en las naciones donde vivamos, a hacer buenas obras, y a ser luz en medio de las tinieblas. No somos llamados a “tomar posesión” de la sociedad, pero sí somos llamados a brillar en ellas. Y créeme: Jesús volverá sin importar quién esté al mando de la sociedad. Ni tú, ni yo, ni nadie podrá detener su retorno. Nuestro verdadero enfoque es que cuando Él regrese nos encuentre como obreros aprobados que no tienen nada de que avergonzarse, que usan y enseñan bien la Palabra de Dios.

 


Por Juan F. Mellado

Traducido y adaptado del artículo de Michael Boehm.

Artículo en inglés aquí

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *